La niña perdida entre dimensiones

Autora: Adriannys Alcalá (10 años)
Taller: Fundación El Portal (Abril – junio 2017)
Instructora: Yndira Fernández

Había una vez una niña llamada Anabel, pero sus amigos y familiares le decían Ana. Un día Anabel fue a un lugar que no conocía. Era un parque de diversiones de terror. Ana se subió a una montaña rusa y se cayó, pero cuando despertó estaba en otro mundo, todo era negro y gris. De pronto apareció una puerta que decía: “empuje”. Ana la abrió y apareció un nuevo lugar y se dio cuenta de que estaba perdida entre dimensiones. Ella escuchó una voz que decía su nombre. Cada vez más fuerte. Todo se puso nublado y se dio cuenta de que era un sueño, porque ni siquiera se había montado en la montaña rusa. No había querido montarse porque estaba asustada y temblaba mucho y no sabía lo que pasaba.
Otro día Ana estaba en la escuela y de repente escuchó un golpe muy fuerte y volvió a ver esas cosas extrañas y tenebrosas que aparecían de repente. En un momento despertó y un señor que no conocía le dijo: “oye niña, yo también veo esas cosas raras que tú ves”. Ella le contestó: “es muy extraño y me asusta. Tenemos que averiguar para ver qué podemos hacer”.
Ellos hablaron con un doctor que era psiquiatra, quien estudió mucho lo que les pasaba. Pasó un mes y el doctor contactó a Anabel y al señor. Habló con ellos y resultó ser que tenían una enfermedad que se llamaba “alucinación”. El psiquiatra les mandó algunos medicamentos para curarse. Pasó un largo tiempo y los dos al fin se pudieron sanar.
Anabel se hizo amiga del señor y a veces van juntos al parque de diversiones.
Fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =